Maquinaria para la fabricación de calendarios

Los calendarios tienen un uso muy práctico, nos permite medir y graficar nuestro tiempo, así como nos informa de los días festivos, los ciclos lunares o los cambios de estación.

Dentro de la era digital en la que vivimos el calendario publicitario es una de las mejores opciones para promocionar tu empresa, es un elemento que permanece durante todo el año, así los clientes pueden hacer sus campañas de marketing eficaces y económicas.

¿Cuántos calendarios publicitarios has tirado directamente a la basura? Personaliza cada calendario para que sea único, y refleja los valores de tu empresa.

¿Que necesitas para que un calendario publicitario sea eficaz?

  1. Legible, puedes diseñar un calendario con una letra y numeración del tamaño que tu cliente pida.

  2. Útil, indicar por ejemplo eventos, fechas de cierre del negocio, recordatorio de lanzamientos, etc.

  3. Atractivo, buscaremos un diseño, si vamos a un producto de calidad el cliente lo considera un regalo con gusto.

  4. Económico, buscar un producto accesible a cualquier negocio o particular sin pensar en un gran desembolso.

  5. Rentable, cuenta con una campaña publicitaria de un año a un coste muy reducido.

Con todos elementos podemos conseguir una publicidad duradera de manera rápida y sin grandes inversiones, así como, afianzar una imagen de empresa y fidelización de con sus clientes y futuros clientes.

Nuestros calendarios forman diferentes partes; la organización del tiempo la podemos encontrar en mes, día, semana y año. Un área para la publicidad, bien sea tu logo, una foto o el diseño que más te guste. Además dispone de un espacio para notas, los días Santorales, y el mes anterior y posterior.

Soluciones para la personalización de calendarios.

Calendario envarillado

Este tipo de calendario es un habitual para cualquier empresa que comercializa este producto, principalmente imprentas comerciales que buscan grandes volúmenes y sobre todo formatos mas grandes para darle mayor vistosidad a las imágenes y al producto en general, en los que se trabaja unos anchos estándar de 235, 315, 335, 435 y 485 mm, siendo cada día mas habituales también los anchos de 297 y 480 mm pensados específicamente para clientes de impresión digital que trabajan en esos formatos de papel y directamente lo imprimen y lo envarillan sin necesidad de manipularlo.

Consiste en la colocación de una varilla metálica, con un colgador bien troquelado en la misma varilla o bien de plástico, la cual se dobla y con la que queda cogido el papel (cartela) que se personaliza, requiere de un segundo proceso que es la unión a la hoja impresa personalizada y la faldilla de calendario, este segundo proceso bien puede hacerse grapado o adhesivado, siendo el primero el elegido por la gran mayoría.

Como cada vez se están solicitando calendarios personalizados para cada cliente, también nos permite personalizar las 12 hojas (o 13 si se personaliza con portada) y envarillarlas todas juntas evitando tener que comprar faldillas estándar y unirlas a la publicad del cliente, de esta manera se consigue fabricar un calendario especifico para cada cliente y dándole el valor añadido que se busca.

Nosotros os recomendamos la envarilladora manual de un solo golpe PMA C490, la grapadora neumática de 3 cabezales PMA GFC 480 y el consumible como las varillas, las grapas e incluso el papel microperforado si quieres editar la faldilla desde cero.

Calendario con wire-o

Dentro de la imprenta comercial y principalmente en el digital esta es la opción elegida ya que permite personalizar al máximo el calendario y nos ofrece la posibilidad de realizar calendarios de pared (con colgador) o de sobremesa (con peana).

Los mas habituales son los calendarios de 6 o 12 hojas, dependiendo de si se hace mensual con impresión doble cara o un mes por hoja, con la posibilidad e incluir una primera hoja también personalizada, una de las grandes diferencias con el envarillado es que nos permite personalizar una imagen diferente por hoja.

Este formato permite realizar calendarios 100% personalizados que si se realiza un trabajo previo de diseño nos permite personalizar 100% el calendario, cambiando de forma rápida idiomas, posición del número, semana o incluyendo santoral, por ejemplo.

Para este acabado comercializamos las perforadoras de wire-o (manuales, eléctricas y automáticas) y los diferentes complementos como cerradoras o cortadoras de tramo de wire-o si trabajas en bobina y las troqueladoras requeridas para el uñero y los consumibles necesarios como wire-o en caja, en bobina o en tramo a medida, colgadores de pared y peanas de sobremesa.

Calendario pretroquelado

La opción que muchas empresas de impresión están trabajando ya que no requiere mas que de una impresora ya que os facilitamos las plantillas editables para el personalizado del calendario.

En esta familia existen 6 formatos diferentes, con acabado peana de sobremesa con 3 anchos diferentes 140, 145 y 210 mm y otros tres modelos tipo cubilete, dos de ellos cuadrados y uno hexagonal, todos ellos con la doble funcionalidad de cubilete porta-lapices.

Para ello os ofrecemos los diferentes pretroquelados y las plantillas gratuitas editables para que nos os cueste el diseño.

   

Calendario de bolsillo

Un calendario que se caracteriza por incluir la publicidad en una de sus caras y en la otra el calendario, normalizado a formato tarjeta de visita (85 x 55 mm) con acabado en canto recto o romo, necesitando solamente una guillotina, una cortadora de tarjetas y un cantoneadora.

Este producto se ha utilizado siempre por su fácil diseño, si se tienen plantillas diseñadas y también gran versatilidad ya que puede llevarse en la cartera o incluso permite una publicidad masiva tipo buzoneo o colocación sobre la luna del coche.

Este tipo de calendario también ha sido evolucionado con las troqueladoras digital, bien de sobremesa o mesas multifunción, que permiten acabarlo con la forma que el cliente pida sin necesidad de invertir en un troquel.

     

Calendario caja tipo "CD"

Un calendario que se caracteriza por su forma original de presentación, donde se personalizan 13 hojas de tamaño XXX (una por mes mas la hoja de presentación) y se insertan en una caja de plástico que a la vez de ser el embalaje del mismo es la peana donde se mostrará el calendario.

Para este acabado se trabajan tres tamaños estándar de cajas, 100 x 100 mm (medida interior 90 x 94 mm), 140 x 120 mm (medida interior 137 x 118 mm) y 190 x 110 mm (medida interior 189 x 108 mm).